¿Es necesario hacer más ropa?

Alternativas sostenibles al fast fashion

El otro día conversando con un amigo, nos hicimos una pregunta “¿Es necesario que se siga haciendo más ropa?”. Investigando un poco, leí que cada año se fabrican 150 mil millones de prendas al año, lo suficiente para proporcionar a cada persona en el mundo 20 nuevas prendas.

La moda es una industria de billones de euros, entre más compramos más crece pero ese no es el problema, el problema es dónde termina. Mientras más compramos hay gente con cada vez menos, ¿y qué hacemos nosotros desde nuestros lugares? ¿y qué hace el estado para regular esto?.

En España, cada persona gasta una media de 450 euros anuales en “renovar” su armario y genera entre 12 a 14 kilos de residuos textiles y de ello sólo se recicla un 20%. Donar, reciclar o revender son nuestras mejores opciones, pero ni siquiera cumpliendo con estas obligaciones de consumidores concienciados podemos resolver el problema que se nos ha ido de las manos.

¿Qué pasó?

La explicación se resume en dos palabras: fast fashion. Un consumo indiscriminado de ropa, impulsado por el modelo basado en la velocidad impuesto por las grandes marcas de pronto moda.

En España, una nueva generación de firmas ‘slow fashion’ está renovando el panorama de la moda, al igual que existen asociaciones que brindan información e incitan a esta nueva ola de moda sostenible. Cáritas, la Fundación Humana o la Asociación Española de Recuperación Económica y Social (AERESS) gestionan desde hace varios años residuos textiles a través de convenios con ayuntamientos y otras entidades. A su vez cuentan con una amplia red de contenedores urbanos y organizan campañas puntuales de recogida de ropa. Algunos de los trabajadores son personas en riesgo de exclusión social: un ejemplo perfecto de economía circular.

Cada vez más marcas “made in Spain” deciden emprender en slow fashion, es decir, en moda sostenible, diseñadores españoles como Juanjo Oliva o Moisés Nieto han presentado en los últimos años colecciones sostenibles a partir de materiales reciclados como el plástico, en Barcelona existen pequeñas empresas como Back to eco y De mano, que se dedican a la reutilización del denim y banderolas, respectivamente y también se preocupan por la inclusión social de sus trabajadores.

segunda-mano-eco-moda-escuela-guerrero

Mercados de segunda mano

Es necesario, urgentemente, un cambio en el modelo de la industria. Paralograrlo, el papel de los consumidores es fundamental, si reaccionamos, las grandes empresas tendrán que cambiar. Comprar ropa se ha convertido en una actividad de ocio, cuando antes era una necesidad, así lo único que conseguimos es deteriorar el planeta cada vez más.

Si estás interesado/a en informarte más acerca de la moda sostenible y como comprar ropa con más consciencia, te dejo algunas páginas en dónde puedes informarte cuan éticas son las marcas en las cuales compramos, una guía de marcas eco-friendly en España y también un  poco más de información sobre el slow fashion.

Para saber cuan ética es la ropa que compramos visita https://goodonyou.eco/

Lista de marcas españolas eco https://esmodasostenible.org/marcas-amse/

Para más info sobre moda sostenible puedes visitar https://www.slowfashionnext.com/

Artículo escrito por
Ricardo Mochet
Estudiante de Diseño de moda de Escuela Guerrero

Deja un comentario